Un mensaje desde la bahía de Minamata

sábado, 15 de agosto de 2020

Para conmemorar el 3er aniversario del Convenio de Minamata, dos pacientes de la enfermedad de Minamata alzan sus voces una vez más para llamar a un compromiso que garantice que el envenenamiento por mercurio, de la magnitud que experimentaron aquellos que vivían en la bahía de Minamata hace más de 60 años, no se repita nunca más.

La Sra. Shinobu Sakamoto y el Sr. Koichiro Matsunaga nacieron en la bahía de Minamata, donde durante décadas una empresa local había descargado el mercurio de sus aguas residuales. Ambos se vieron dramáticamente afectados ya que el mercurio acumulado había impactado a la población local a través de su flujo de alimentos, incluidas a sus madres, quienes a su vez transmitieron las condiciones para la enfermedad de Minamata durante su embarazo a sus propios hijos.

Muchas personas en Minamata, en el suroeste de Japón, sufrieron, y muchas murieron, a causa de esta grave enfermedad neurológica.

El Convenio de Minamata sobre el Mercurio, firmado en 2013 en Kumamoto (Japón) en presencia de algunos de estos enfermos de por vida y sus familiares, reconoce en su preámbulo las importantes lecciones aprendidas de este desastre medioambiental y llama a una acción mundial para que jamás se repita esta tragedia.

El 16 de agosto de 2017 entró en vigor el Convenio de Minamata sobre el Mercurio. Desde entonces, 123 Partes han ratificado el Convenio para emprender acciones conjuntas que hagan del mercurio historia.

Hoy, los ya ancianos Sra. Sakamoto y el Sr. Matsunaga están alzando sus voces una vez más, haciendo un llamamiento a las generaciones actuales y futuras para que esta tragedia no se vuelva a repetir.

La Red de Promoción del Convenio de Minamata sobre el Mercurio también ha enviado una carta a diferentes embajadas alentando a ratificar el Convenio.

Copyright 2020 by Minamata Convention on Mercury  
 | Login