Ha llegado el momento de eliminar los productos con mercurio añadido

viernes, 29 de noviembre de 2019

  • En 2020, la fabricación, importación y exportación de productos con mercurio añadido ya no está permitida.
  • Las Partes acordaron avanzar en un marco para monitorear la efectividad del Convenio a fin de fortalecer su implementación
  • La tercera reunión de la Conferencia de las Partes en el Convenio de Minamata sobre el Mercurio se celebró del 25 al 29 de noviembre de 2019, en Ginebra, Suiza.

Ginebra, 29 de noviembre de 2019 - Las partes en el Convenio de Minamata renovaron su compromiso de avanzar con su acuerdo para eliminar el uso de productos que contienen mercurio y promover alternativas en la Tercera Conferencia de las Partes, que cerró hoy en Ginebra después de una reunión de una semana desde el 26 hasta el 29 de noviembre de 2019. Los delegados que representan a 113 Partes decidieron emprender la revisión sobre la reducción del uso de mercurio en productos manufacturados. Las Partes también acordaron cómo utilizar códigos aduaneros para productos con mercurio agregado que permitirán recopilar información confiable y, por lo tanto, facilitar el control del comercio en productos que contienen mercurio.

Baterías, interruptores, lámparas fluorescentes, cosméticos, pesticidas, barómetros y termómetros que contienen mercurio tienen sus días contados. Para 2020, la fabricación, importación y exportación de estos productos ya no está permitida. La buena noticia es que se ha desarrollado una amplia gama de alternativas seguras y de alto funcionamiento a los productos que contienen mercurio. Por lo tanto, es solo cuestión de tiempo antes de que las alternativas sin mercurio reemplacen por completo a sus contrapartes más tóxicas.

Como se enfatizó durante la sesión de apertura del lunes, la hoja de ruta para la evaluación de efectividad acordada en la segunda reunión de las Partes ha dado como resultado ahora un marco, que ayudará a definir qué tan efectivo es el Convenio para 2023.

"Esta COP tiene un papel clave que desempeñar en el establecimiento del marco para la primera evaluación de la efectividad del Convenio, establecida para 2023. El fortalecimiento de los marcos legales y la capacidad institucional también es un requisito básico para la implementación del Convenio", dijo Inger Andersen, Directora Ejecutiva del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente.

En la misma línea, la Secretaria Ejecutiva del Convenio de Minamata, Rossana Silva Repetto, admitió que “es nuestro deseo común que los resultados de dicha evaluación reflejen que nuestro Convenio está demostrando ser efectivo. Para que esto suceda, debemos trabajar en la implementación del convenio en todos los niveles para obtener los frutos que indican, en los datos que se recopilarán, que estamos en el camino correcto para alcanzar el objetivo que ustedes mismos han establecido para el Convenio de Minamata".

Mientras tanto, las Partes tienen la obligación de presentar sus primeros informes nacionales en diciembre de 2019 sobre una serie de medidas que han tomado para implementar las disposiciones del Convenio, sobre la efectividad de dichas medidas y sobre los posibles desafíos para cumplir los objetivos del Convenio, como se acordó en la primera reunión.

Otras decisiones clave adoptadas en la COP3 de Minamata incluyen el programa de trabajo y presupuesto para el bienio 2020-2021, los términos de referencia para el Comité de Implementación y Cumplimiento, orientación sobre el manejo de sitios contaminados, emisiones y umbrales de residuos. Las Partes reiteraron su deseo de continuar mejorando la cooperación con organizaciones internacionales en áreas relevantes para el Convenio, hacia el logro de la Agenda 2030 para los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Los donantes anunciaron contribuciones voluntarias al Programa Internacional Específico para apoyar el desarrollo de capacidades y la asistencia técnica, que es uno de los componentes del mecanismo financiero del convenio, siendo el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM) el otro.

La COP3 también ha supuesto una oportunidad para consolidar el progreso sustancial logrado hasta ahora en las COPs anteriores. En la primera y segunda reunión, la COP tomó decisiones que fueron clave para la implementación continua del Convenio. Se adoptaron varios documentos de orientación en relación con el comercio, las mejores técnicas disponibles y las mejores prácticas ambientales en relación con las emisiones, y los Planes de Acción Nacionales (PNA) de minería de oro artesanal y en pequeña escala (ASGM).

Los eventos en la COP incluyeron una sesión especial sobre ciencia del mercurio que destacó el vínculo entre política y ciencia. Entre los otros 26 eventos paralelos se discutieron cuestiones más amplias, como los vínculos entre la gestión de productos químicos y la biodiversidad, la extracción de oro artesanal y en pequeña escala, el comercio, los sitios contaminados, la gestión de productos químicos y desechos más allá de 2020, y los esfuerzos de la comunidad mundial para proteger la salud humana y el medio ambiente a partir de los efectos negativos del mercurio.

Desde que el Convenio entró en vigor en 2017, las reuniones de la conferencia de las Partes en el Convenio de Minamata sobre el Mercurio se han celebrado durante un período de una semana cada año a finales de septiembre (COP1) o noviembre (COP2 y COP3) en la sede de la Secretaría en Ginebra, Suiza. A partir de ahora, las próximas COPs se convocarán cada dos años. 2021 será el turno de Indonesia para organizar la cuarta conferencia de las Partes en el Convenio de Minamata en Bali, para decir adiós al mercurio.


Nota para editores

Acerca del Convenio de Minamata sobre el Mercurio

El Convenio de Minamata sobre Mercurio, adoptado en 2013, es el tratado mundial más reciente sobre medio ambiente y salud, adoptado en 2013. Lleva el nombre de la bahía en Japón, donde, a mediados del siglo XX, las aguas residuales industriales contaminadas con mercurio envenenaron a miles de personas, lo que provocó graves daños a la salud que se conoció como la "enfermedad de Minamata".

Si bien el mercurio se produce naturalmente, también es un subproducto de una serie de procesos industriales y se puede encontrar en muchos objetos cotidianos, como baterías, amalgamas dentales, termómetros y lámparas fluorescentes. Una vez liberados a la atmósfera, el suelo y el agua, a menudo mediante la quema de carbón y la extracción de oro artesanal y en pequeña escala (ASGM), el mercurio se bioacumula en peces, animales y humanos, lo que representa una seria amenaza para la salud humana y el medio ambiente. A través del Convenio de Minamata, la comunidad internacional puede abordar todo el ciclo de vida del mercurio.

Sobre ONU Medio Ambiente

ONU Medio Ambiente es la autoridad ambiental líder en el mundo. Proporciona liderazgo y alienta el trabajo conjunto en el cuidado del medio ambiente, inspirando, informando y capacitando a las naciones y a los pueblos a mejorar su calidad de vida sin comprometer la de las futuras generaciones.

Discursos

Recursos en línea:

 

Para más información contactar a: ​​Anna García, Oficial de Comunicaciones del Convenio de Minamata
Correo electrónico: anna.garcia@un.org; Teléfono: +41 22917 31 11; Cel: +41 79 39 11 736

 

Copyright 2020 by Minamata Convention on Mercury  
 | Login